24.5.08

Social media consultant

Realmente non me gustan os consultores. Mellor dito, pareceme moi complicado que unha persoa allea ó traballo diario dunha empresa/business, sexa capaz de aconsellar e dar leccións sobre como facer as cousas. Por suposto que saberá moito de inxeniería de procesos, pero de fabricación seguramente non teña nin idea.

A maior parte dos consultores que me topei no traballo, ofrecen solucións estandarizadas para problemas moi concretos e iso non resulta. Estou de acordo con Consultor Anónimo na súa visión da consultoría ainda que él apunta ás culpas do cliente, e eu apunto ás dos profesionais do sector.

De todolos xeitos penso que existe un florecemento de pseudoconsultores que non é normal. Ser consultor debería ser coma ser fermoso, un adxetivo calificativo que só ten merito cando o din os mais. De pouco serve que eu diga que son consultor, eu serei un profesional de calquera campo e serán os clientes os que me califiquen como consultor. Pero hoxe en día, calquera adopta un termo anglosaxón para o seu traballo coma Social Media Consultant, Information Technology Consultant, etc e triunfa no mundo dos consellos coma unha nova forma de relixión e moitas veces sin pasar polo catecismo.

Pero as cousas están así, e como dicía miña nai "Non só e selo se non parecelo". E moitas veces, a culpa do fracaso dos procesos de consultoría é do propio cliente que non sabe seleccionar o seu asesor, deixandose guiar pola súa sona en lugar de pola súa experiencia en proxectos similares.

Nota: O da foto e Josh Hallett e non ten culpa de nada :). Foto de Happy Katie

2 comentarios:

Consultor Anónimo dijo...

(perdona que escriba en castellano, pero no estoy a la altura en galego!).

Para mí un consultor no necesariamente aplica "soluciones estandarizadas" (aunque a muchos les encante, porque así ahorran pasta). Y su desconocimiento de la empresa tampoco tiene por qué ser un obstáculo excesivo: por un lado, parte de su trabajo debe consistir precisamente en "conocer la empresa". Nunca conocerá cada proceso o cada puesto "como el que lo vive día a día", sin duda, pero el hecho de poder tener una visión global, unida a la experiencia que haya acumulado fuera (en otros clientes, incluso en otros sectores) puede permitirle aportar un importante valor añadido.

En todo caso, estoy contigo en que el término "consultor" está enormemente devaluado. Se aplica a cualquier actividad (aunque seas un simple programador, te llaman "consultor"), aunque no sigas un proceso de consultoría real. En cuanto a lo que dices de que "cualquiera se llama consultor sin haber demostrado nada", creo que no es un problema nuevo: al final es una cuestión de reputación, habrá consultores buenos y consultores malos. Todos se hacen llamar consultores, pero no son lo mismo.

Seve dijo...

Yo creo que el tiempo pondrá a cada uno en su sitio. Efectivamente, no es un problema nuevo pero creo que se está popularizando demasiado autoproclamarse consultor de algún sector estratégico en voga e intentar explotar el filón mientras la competencia aún no es feroz.

Gracias por ntu valiosa aportación, y por supuesto, nada que perdonar :)